Un joven de 19 años fue detenido en las últimas horas acusado de matar a golpes al bebé de 20 meses de su pareja.

"El bebé tenía sangre en el pañal", dijeron los investigadores del caso. El padrastro lo asesinó porque le molestaba el llanto de la criatura.

"Mi pareja estaba cansado de escucharlo llorar", contó la madre del bebé, que también fue detenida. Ella aseguró que fue amenazada por el agresor y por ese motivo no realizó denuncia.

El hecho ocurrió en el conurbano bonaerense y genero conmoción entre los vecinos. La víctima, identificada como Enzo Uriel Domingos, fue trasladada por sus padres al Hospital Materno Infantil de Pontevedra.

Los médicos comprobaron que el bebé estaba muerto, pero advirtieron que tenía lesiones en diversas partes del cuerpo, por lo que avisaron al 911.

El bebé presentaba múltiples hematomas y una severa hemorragia en las partes íntimas.

La madre del bebé contó que el agresor lo golpeó porque estaba cansado de escucharlo llorar. En su declaración dijo que su pareja la había amenazado con matarla en caso de que ella les confesara el crimen a los policías.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate