“Me querían matar y me defendí”. Matías Venerus, el joven que mató a un hombre de 57 años que había ido a su casa del barrio Nueva Pompeya a reclamarle el pago de una deuda por drogas,declaró este martes ante la Justicia y reconoció que le disparó a Carlos Delfino.Pero explicó que se defendió a los tiros luego de que lo golpearan y le mataran el perro.

Venerus fue trasladado este martes a Tribunales. Acompañado por su abogado Mauricio Varelam, dio su versión de los hechos ante el fiscal del caso Juan Pablo Lódola. El imputado contó que venía sufriendo amenazas de muerte por una deuda con un dealer. El lunes cerca del mediodía, un vecino le avisó a Venerus que dos hombres lo esperaban en la puerta de su casa de 11 de Septiembre al 3900, ubicada al fondo de un pasillo. Atemorizado, salió a recibirlos a la vereda con un arma en la cintura.

Los dos hombres golpearon a Venerus y lo metieron a la fuerza adentro de su casa. El joven forcejeó con los agresores, extrajo un arma y baleó en la cabeza y en la pierna a Delfino. El hombre que lo acompañaba se dio a la fuga y es intensamente buscando. En la huida, mató al perro de Venerus que estaba en el pasillo.

Defino murió a las pocas horas en el hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), víctima de al menos un proyectil disparado por arma de fuego que le provocaron lesiones y hemorragias letales en masa encefálica. Otras tres balas le dieron en una extremidad y el pecho.

Delfino y otro hombre llegaron hasta la casa de Venerus con intenciones de cobrarle una deuda. Se habría generado una tensa discusión que derivó en agresiones mutuas. El propietario se defendió a tiros, acción en la que hirió a uno de sus atacantes. El otro huyó y en su salida habría sido cuando mató a puñaladas a un perro dogo que pertenecía al autor de los disparos.

La policía pudo secuestrar en el lugar de los hechos el arma de fuego con la que se ejecutaron los disparos que resultaron mortales para Delfino y el arma blanca con el que lo habrían atacado y, luego, también matado a su mascota.

La justicia investiga ahora esos detalles. Por lo pronto, confirmado el fallecimiento de Delfino, la Policía de tuvo a Venerus, que sufrió heridas menores y ahora está imputado por el delito de homicidio calificado por uso de arma. Permanece alojado en la UP 44 de Batán y se pudo confirmar que registra antecedentes por delitos contra la propiedad automotor.

Comentá y expresate