Una buena dieta no solamente es necesaria para mantener sano al organismo, sino que sirve para que la piel adquiera los nutrientes necesarios para funcionar como se debe y estar saludable.

Para conocer qué elementos nos faltan, es necesario detectar los problemas dermatológicos que tenemos. De todas formas, ante cualquiera duda, siempre es recomendable consultar a un especialista.

Almendras: su aceite es especialmente recomendado para las pieles secas ya que logra hidratarlas y mantenerlas suaves. Además es rica en antioxidantes, vitamina E y contiene muchos nutrientes esenciales.

Avena: es ideal para pieles sensibles, ya que no sólo consigue hidratar y nutrir la piel, sino que también proporciona una poderosa acción limpiadora. Es un buen elemento para renovar la dermis.

Rosa mosqueta: el aceite de este elemento combate las señales de envejecimiento o estrías. Mejora la pigmentación de la piel, su textura y tono gracias a su alto contenido de antioxidantes y vitaminas C y A.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate