El capitán de la Selección argentina llegó este mediodía al aeropuerto de Rosario, junto a sus compañeros rosarinos Ángel Di María y Giovani Lo Celso, luego de lograr la Copa América este sábado por la noche con una victoria sobre Brasil, en el Maracaná de Río de Janeiro.

El avión privado de Messi, que partió este mediodía desde el aeropuerto de Ezeiza, aterrizó a las 13.20 en el Islas Malvinas de Rosario. El capitán de la Selección bajó de la nave ataviado con un conjunto deportivo azul, un barbijo blanco y una mochila negra.

Embed

Messi, que viajó acompañado por su padre, fue recibido en la pista de aterrizaje por su esposa, Antonela Roccuzzo, y su mamá Celia María Cuccittini.

En la ciudad santafesina lo esperaron sus hijos y su esposa, a quienes no veía hacía más de un mes ya que la Albiceleste realizó una burbuja sanitaria que comenzó los primeros días de junio, para la doble fecha de Eliminatorias, y se mantuvo durante toda la Copa América para evitar contagios de coronavirus. Por fin, tras semanas de charlas con zoom hubo reencuentro.

Embed

Luego de saludar a ellas y a los familiares de sus compañeros, el astro argentino se subió con su familia a una camioneta negra que los esperaba cerca del avión y partió rumbo a su casa en el Gran Rosario.

Embed

Alrededor de un centenar de hinchas del seleccionado argentino se acercaron al hogar que la familia de Lionel Messi posee en la ciudad de Rosario para saludar al futbolista.

Los hinchas, en su mayoría niños, acudieron a la casa del astro con banderas y camisetas de Argentina y con canciones de aliento hacía la "Pulga" y sus compañeros de equipo.

El futbolista que ahora estará abocado a la renovación de su contrato con Barcelona, de España, salió con barbijo a saludar a los hinchas que se sacaron fotos y abrazaron a su ídolo.

Messi, de 34 años, viajó a Rosario esta mañana en su avión privado junto con los jugadores del seleccionado Giovanni Lo Celso y Ángel Di María, ambos ex Rosario Central.

Comentá y expresate