La ceremonia de Acción de Gracias o Tedeum se realizó este miércoles en la Iglesia Catedral y fue presidida por el obispo de Mar del Plata, Gabriel Mestre, quien llamó a escucharse “los unos a los otros para construir la Patria”.

Participaron el intendente Guillermo Montenegro, miembros de su gabinete y del gobierno local, autoridades de la Provincia y la Nación, autoridades militares y representantes de las organizaciones sociales, económicas y de diversas instituciones de la ciudad.

En su Homilía, monseñor Mestre dijo: “Estamos reunidos en la Iglesia Catedral de Mar del Plata para dar gracias a Dios por el don de la Patria. Por la vida de esta querida tierra argentina que es nuestra casa. Celebramos el aniversario 212º de la Revolución de Mayo y del Primer Gobierno Patrio”.

Tras leer el texto bíblico, del quinto libro del Pentateuco, remarcó que “es un relato muy importante para la tradición hebrea y también para la fe cristiana”. “Dentro de los varios aspectos que se enumeran, me concentro en la primera palabra del relato que es la invitación a la escucha: el valor esencial de escucharnos en la vida de la Patria”, sostuvo.

image.png

“El Papa Francisco desarrolla el tema de la escucha en el Mensaje por las Comunicaciones Sociales de este año 2022 titulado: Escuchar con los oídos del corazón. La Palabra de Dios insiste, y el Papa lo recuerda: debemos desarrollar nuestra capacidad de escucha para renovar nuestros vínculos con el mismo Dios y con nuestros hermanos”, agregó.

Mestre remarcó que “muchos de los problemas serios, y hasta graves”, que complican “la vida” de la Patria, “parten de esa falta de escucha profunda que lleva a ser indiferentes”. “A lo largo del Mensaje, Francisco desarrolla muchos aspectos de la escucha”, afirmó, luego enumeró parte de esos mensajes del Papa.

“En este contexto de acción de gracias por la vida de la Patria, pedimos a Dios las fuerzas necesarias para aprender a escucharnos. Renovar nuestros vínculos escuchándonos. Gobernantes y ciudadanos; los que tenemos roles de liderazgo y los vecinos de a pie; los que no estamos tan empobrecidos escuchando en serio a los más pobres, descartados y vulnerables de hoy, buscando dar respuestas a todas sus necesidades”, expresó.

“Cada uno desde nuestro lugar no dejemos de pensar y preguntarnos: ¿Cómo estoy en este tema de la escucha? ¿A quiénes debo escuchar de manera particular? ¿Cómo puedo mejorar mi capacidad de escucha para colaborar en el crecimiento de la Patria? Pidamos a Dios con humildad, por la intercesión de la Virgen de Luján, Madre del Pueblo Argentino, ser todos verdaderos servidores de la Patria cultivando la escucha y el diálogo para el crecimiento de nuestra Nación”, finalizó Mestre.

Comentá y expresate