“Mantuvimos un diálogo, planteamos temáticas particulares y la posibilidad de alguna manera de buscar una solución. Ofrecimos el espacio de obispado de mediación”, expresó Mestre en diálogo con Telediario Mediodía.

En primer lugar el obispo tuvo una reunión con el titular del Sindicato de los Trabajadores Municipales, Antonio Gilardi, con la idea de conocer la situación de los empleados de la comuna. En búsqueda de consenso el obispo local, y parte de la Pastoral, mantuvo luego un encuentro con el intendente Carlos Arroyo y algunos de sus funcionarios.

“Era menos optimista pero después de hablar con el sindicato vi una lucecita, al reunirme con el intendente y su equipo vi la misma actitud. A lo largo de esta semana tendríamos una reunión las tres partes buscando un acercamiento para planificar una solución a menor o mayor plazo”, agregó el monseñor.

“Pensaba que no íbamos a no poder colaborar pero vamos a tratar de brindar este espacio porque esto es un bien para todo el partido”, concluyó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate