Con la crisis energética global y las necesidades nacionales para importar productos en esta materia, muchos especialistas del sector energético aseguran que aún puede realizarse actividad petrolera offshore en Argentina, a pesar de la transición a fuentes de energía más limpias.

El Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG) debatió el tema durante el seminario "La actividad offshore en el mar Argentino: desafíos y oportunidades para el sector energético".

Algunas de las voces presentes, como la de Raúl Bertero, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (UBA), señalaron que "de ninguna manera debemos renunciar a saber cuánto petróleo hay en el mar Argentino", haciendo la salvedad de que "no se espera una gran disminución (de uso de combustibles fósiles) hasta 2050, porque el proceso de electrificación vehicular va a continuar, pero el parque automotor va a seguir demandando crudo y alguien va a abastecer esa demanda, lo produzcamos nosotros o no".

"Es mucho menos perturbador del medioambiente un megayacimiento que muchos yacimientos pequeños", dijo Bertero, quien agregó que hay que avanzar en ese sentido siempre que "se asegure que haya riesgos mínimos de afectar la fauna marina y parte de los recursos se destinen a la educación pública".

image.png
Raúl Bertero dijo que "de ninguna manera Argentina debe renunciar a saber cuánto petróleo hay en el mar Argentino".

Raúl Bertero dijo que "de ninguna manera Argentina debe renunciar a saber cuánto petróleo hay en el mar Argentino".

Daniel Redondo, ex secretario de Planeamiento Energético de la gestión de Mauricio Macri, se mantuvo en la misma linea que Bertero y destacó la importancia del "desarrollo de Vaca Muerta y del offshore". "Tenemos que desarrollarlos al máximo potencial global, el autoabastecimiento es una limitación, no debemos apuntar a eso. Tenemos al menos 20 años para llegar a un desarrollo a nivel global de esos recursos”, señaló.

Megayacimientos

Además, el presidente del IAPG, Ernesto López Anadón, dijo que en pleno escenario de transición energéticas "quedarán en producción aquellos activos de menor costo por barril de petróleo equivalente y de menor intensidad de carbono. Tanto Vaca Muerta como el offshore profundo con megayacimientos de gran productividad están dentro de esos activos".

Los pozos de Vaca Muerta están teniendo espectaculares productividades con muy poca emisión comparados con otros proyectos petrolíferos”, destacó, también argumentando que "Argentina tiene que crear condiciones de mercado que permitan generar inversiones de manera sustentable, abandonando la tentación de subsidiar, regular e intervenir en los precios relativos de los energéticos, que es lo que se hace hoy en día”.

Según López Anadón, la industria petrolera debe avanzar hacia una agenda de captura y almacenamiento de carbono, tecnología que podría reducir un tercio las emisiones de gases de efecto invernadero del sector para el año 2050.

Actualmente, la energía produce el 83% de los gases de ese tipo y el 35% aproximadamente corresponde a la quema del carbón. Por eso, el reemplazo del gas por el uso de carbón proveniente de fuentes renovables permitiría reducir esa emisión, aunque tendría desventajas, tales como la intermitencia y la mayor cantidad de espacio necesario para las instalaciones.

image.png

En ese sentido, Bertero indicó que "los países europeos o Corea no tienen espacio donde colocar la energía eólica y solar, además del clima que no los favorece", por lo que esos países "van a venir a Argentina a buscar energía eólica convertida en hidrógeno".

“Tenemos capacidad de producción de energía verde mucho más barata que cualquier país del mundo, y eso no lo decimos nosotros sino estudios europeos”, destacó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate