Miles de mujeres marcharon este viernes en el Día Mundial del Aborto Legal. Buenos Aires fue el epicentro, aunque hubo réplicas en Mar del Plata y en otras ciudades de la Argentina.

En Mar del Plata, hubo concentración en la Plaza Rocha, donde desde las 17 se realizó un pañuelazo.

En Capital Federal, unas 2.500 chicas con pañuelos verdes y también naranjas (por la separación de Estado e Iglesia) se manifestaron con las mismas consignas que habían enarbolado durante los cuatro meses que duró el debate de la legalización en el Congreso. La jornada tuvo el apoyo de diversas organizaciones sociales y de Derechos Humanos, como Amnistía Internacional. Una de las consignas fue llevar ramos de perejil, para simbolizar los métodos "caseros" y peligrosos que usan muchas mujeres para abortar, y de esa forma algunas mueren.

"La jornada es para exigir a los gobiernos el pleno acceso de mujeres y niñas a sus derechos sexuales y reproductivos, con el objetivo de evitar millones de muertes en el mundo a causa de abortos inseguros", dijeron desde Amnistía.

La marcha también reclamó por el cumplimiento de la Ley de Educación Sexual Integral. La directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, Mariela Belski, agregó que "el debate por la legalización del aborto en el Congreso impulsó otro debate pendiente: la mayoría de los legisladores y legisladoras expusieron la urgencia de que los jóvenes reciban educación sexual integral, una ley que está vigente ya hace 12 años. La ESI es una herramienta indispensable e impostergable para, entre otras cosas, prevenir embarazos adolescentes no intencionales".

La marcha tuvo una "parada" entre los dos edificios emblemáticos. Fue en la puerta del ahora Ministerio de Salud y Desarrollo Social, para protestar por la decisión del Gobierno de convertir Salud en Secretaría.

Comentá y expresate