Productores correntinos dieron a conocer un lamentable suceso que ocasionó la muerte de 3500 ovejas que habían sido esquiladas por una ola de calor, pero un brusco descenso de la temperatura descadenó en hipotermia y ninguna pudo sobrevivir.

Embed

Al menos tres productores habían esquilado a sus ovejas, según indicó el medio local El Litoral, durante la semana pasada, cuando se registraron temperaturas cercanas a los 40 grados. Este lunes la temperatura descendió a los 10 grados en la provincia.

"Se esquilaron durante la semana. Veníamos con 37, 38 grados en Villa María. Llovió el domingo y bajó la temperatura a siete grados. Eso, más la lluvia y el viento hizo que murieran de hipotermia", indicó uno de los productores a El Litoral.

"Veníamos con 37, 38 grados en Villa María", afirmó uno de los productores.

En tanto, el secretario de Ganadería y Agricultura provincial, Manuel García Olando, indicó que no se descarta que la semana que viene se convoque a la Comisión provincial de Emergencia Agropecuaria para analizar las medidas a tomar.


Las ovejas afectadas pertenecían a las razas Corriedale, Ideal y Merino Multipropósito

Comentá y expresate