La aparición en las últimas horas de una nueva escultura anónima en la costa sorprendió a los marplatenses y turistas durante este fin de semana largo de Semana Santa. Nadie sabe quién la instaló y crece el misterio.

Se trata de la estatua de un perro que aparece recostado y con su mirada observa hacia el mar desde una piedra de la barranca de Playa Chica. El animal tiene la boca abierta, la lengua afuera y las orejas rotas y fue colocado al lado de la estatua de la mujer.

La escultura del perro está pintada de color negro, con algunos tonos de marrón en el pelaje y una lengua roja. Su misteriosa instalación despertó gran curiosidad entre los vecinos y visitantes que transitan por la zona.

¿Quién es? ¿Cómo se llama? ¿Por qué hizo una obra así? El misterio sobre el autor de otra escultura anónima genera interés en la zona de Playa Chica, donde la gente aprovecha para sacarse fotos y contemplar la obra.

La escultura fue instalada al lado del lugar donde el 14 de febrero -Día de los Enamorados- había aparecido la escultura de una mujer sentada en la costa, desnuda, que se toma las piernas mientras mira hacia el mar desde una piedra de la barranca de Playa Chica.

Tras varios días de misterio, el municipio presentó en una conferencia de prensa a Mario Magrini, el artista y cirujano plástico que realizó la escultura. “Fue una trasgresión artística que me pareció peligrosa pero atractiva”, dijo el autor y reveló que “representa el sentimiento de una familia que estaba pasando por un momento difícil”.

estatua.png

La obra fue donada a la ciudad y quedó instalada en el lugar. "No le pedí permiso a nadie porque no lo iba a tener. Pensé que era una infracción pero me jugué afrontando los riesgos y evidentemente le ha hecho bien a mucha gente", dijo Magrini

Comentá y expresate