Sara Arias, politóloga 26 años, está al frente de MANIFESTA. Este emprendimiento de confección de ropa con prendas que cuentan la historia de ese país es una iniciativa que arrancó con unos pocos ex combatientes que van desde los 25 a los 60 años y que hoy alcanza un total de 22.

Sara confiesa haber hecho "un click" cuando el No al acuerdo se impuso en el plebiscito de octubre de 2016, observando que las encuestas registraban que la mayoría de los empresarios no le darían puestos de trabajo a ex guerrilleros. "Aquí se respira lucha. ¿Alguna duda? Cada prenda que diseñamos tiene un solo mensaje: luchamos a diario por un país en paz; creemos que es posible porque lo hacemos posible"manifiesta en sus redes.

manifiesta 2.jpeg

"No llegamos a toda la sociedad, por supuesto. De entrada nuestro público era el que apostaba a la paz, pero en todo el proceso tuvimos experiencias muy lindas. Las prendas, hay que decirlo, no parece para cualquiera: "siempre fashon; nunca facho" es la leyenda de una remera, por ejemplo. "A la guerra no le camino", "La moda es un tema político", "Esta no es una prenda cualquiera: es un acto de paz"y "Hoy es un día perfecto para acabar con el patriarcado" son otras.

La coordinadora de Manifiesta remarcó además que "el principal desafío, el principal reto no es ampliar las ventas, sino el trabajo en los territorios a los que hay que llegar" y, a modo de ejemplo, mencionó que las dificultades van desde los asesinatos de firmantes del acuerdo y líderes sociales hasta el mal estado de las rutas, que complica la llegada de insumos y mercadería.

Comentá y expresate