La modelo Mónica Farro recordó detalles de su pelea con Sol Pérez, que obligó a suspender una función de la obra Veinte millones, y brindó su versión de los hechos. Desbordada, quebró en llanto al detallar los insultos que -según ella- le propició su compañera de elenco.

"Siempre fue una relación muy normal, desde los ensayos. En la última semana no me saludó y yo me sentí mal. Pregunté qué hacía ante esta situación. Me dijeron que le pregunte. En el camarín le pregunté si quería hablar de algo. Y ahí empezó...", contó la vedette en un móvil de Intrusos desde Mar del Plata.

"Nunca le quise pegar. Eso lo confirmó Carmen (Barbieri). Había muchos testigos. Ella estaba insultando a la gente que yo más quiero, y yo, que estaba en un sillón, me paré y le dije ’no te metas con mi gente’", relató.

"Ella me decía ’vení, pegame’. Yo le dije a Carmen que no le iba a pegar. Hasta que después la sacaron a ella de camarín". Farro señaló que Sol, en la pelea, hizo mención a su familia y a su hijo. "Mi familia no siente vergüenza de mi y mi hijo no se fue de al lado mío porque me tiene asco. Esas cosas duelen", se defendió.

En ese momento, Farro quebró en llanto. "Acá se pasó un límite complicado. A mí me dejaron como golpeadora. Yo viví muchos años de golpes y violencia de género. Y no voy a permitir más que una persona me violente tanto", dijo, haciendo mención a su conflictiva relación con Jorge Negrito Luengo, productor de ShowMatch.

"Odio ponerme así, porque yo soy una persona fuerte. Pero tengo que darme mi punto de vista de lo que pasó. Porque no quiero instalar que soy violenta cuando algo así nunca pasó", sentenció Farro, que aseguró que está todo el elenco como testigo de lo sucedido.

Comentá y expresate