Aún no hay novedades para las familias de los tripulantes del ARA San Juan. Ya pasó más de un mes del último contacto del submarino con la Armada Argentina y hay 44 ciudadanos que continúan desaparecidos.

El arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari, recordó el día que los dirigentes de la fuerza naval lo invitaron a recorrer por dentro el ARA San Juan. "Estuve ahí, tuve la gracia de estar", afirmó.

"Me invitaron y visité el submarino. En ese momento estaba a pocos meses de partir para hacer esa famosa reparación de media vida -2005-", comentó el sacerdote, oriundo de Mar del Plata, ciudad donde se encuentra la base a la cual debían llegar los tripulantes.

"Me mostraron el funcionamiento del submarino y estuve recorriéndolo. Me impresionó. Me dije: 'La gente que viaja acá... Es duro'. Hay que estar peleando contra la claustrofobia y varios temas así", dijo Puiggari.

Por último, se solidarizó con las familias de los integrantes de la Armada que estaban a bordo de la nave, entre los que estaba el nacido en Concordia, Fernando Ariel Mendoza: "Me sentí muy cerca a esa familia marina", concluyó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate