La denominada Zona Roja, que tiene como referencia la intersección de las Avenidas Luro y Champagnat, y los barrios Nuevo Golf y Faro Norte quedaron identificados como algunos de los puntos más conflictivos de la ciudad sobre los que el diputado nacional Guillermo Montenegro y autoridades de Gendarmería acordaron reforzar la presencia y trabajo en materia de prevención y combate del delito.

La fuerza federal se sumó a principios de mayo al esquema de refuerzos que ya se había dispuesto desde el Ministerio de Seguridad nacional con personal de Prefectura Naval Argentina para atender la demanda de las zonas más calientes del distrito. “Hablamos sobre dónde es necesario reforzar el trabajo para continuar combatiendo el delito y que los vecinos puedan vivir tranquilos”, afirmó el legislador.

A primera hora de este viernes se había desarrollado un operativo en la Zona Roja con participación de Policía Federal, Migraciones, Policía Local, Grupo de Policía Motorizado y efectivos de Comisaría 4ta. Allí se identificaron autos y conductores, se secuestraron tres motos y se dio intervención a la justica por casos de tenencia de estupefacientes.

“El avance por la seguridad de nuestra ciudad implica la articulación de las fuerzas y la Justicia”, dijo Montenegro al reconocer que la comunidad local está agradecida por el trabajo que se viene realizando con estos refuerzos “Se siente el cambio, así me lo transmiten todos los días los vecinos”, agregó.

Montenegro se reunió con responsables locales de Gendarmería en el Hotel 5 del complejo de Chapadmalal, donde está alojado el personal de refuerzo enviado por el gobierno a efectos de fortalecer la presencia en este destino.

Durante el encuentro los gendarmes hicieron un primer informe sobre el escenario que advirtieron en la ciudad en estas primeras cuatro semanas de presencia en las calles y remarcaron la necesidad de articular el esfuerzo con otras fuerzas y la justicia a efectos de alcanzar los mejores resultados.

Comentá y expresate