El precandidato a intendente por Juntos por el Cambio, Guillermo Montenegro repudió los dichos de Aníbal Fernández contra la gobernadora María Eugenia Vidal y sostuvo que “esta persona es una muestra de lo que significa ese pasado de odio y mentira al que no queremos volver”.

El ex ministro del Interior del gobierno kirchnerista había asegurado que prefería confiarle sus hijos a Ricardo Barreda, que asesinó a su esposa, suegra y dos hijas, antes que a la gobernadora.

Montenegro recibió a Vidal en su casa y puso en sus brazos a sus mellizos de cinco meses: “sin dudas te dejamos a Martina y Simón para que los cuides”, dijo.

“A Mariu la conozco desde que estaba embarazada de Pedrito y hoy ya está por iniciar la secundaria. Es una madraza. Tienen un vínculo maravilloso”, indicó, al tiempo que manifestó que “sin dudas le dejamos a Martina y Simón para cuidarlos”.

Más allá de este vínculo particular y de larga data con la gobernadora apuntó directamente a Fernández porque sus dichos “son una muestra más que gráfica de lo que significa ese pasado de odio y mentira al que no queremos volver”.

Dijo que le genera “mucho rechazo” que alguien que estuvo vinculado con un gobierno “donde la corrupción se tradujo en abandono” tenga palabras de odio para una mujer “tan valiente y comprometida como María Eugenia Vidal, que se puso al frente de una lucha sin precedentes contra las mafias y puso como prioridad mejorar la vida de los bonaerenses”.

Comentá y expresate