El intendente de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro, aseguró que "los casos están aumentando y, con ellos, la cantidad de camas ocupadas".

"Estamos preocupados por la situación. Por este motivo, estamos testeando más y tenemos 120 camas en distintos hoteles para poder alivianar el impacto en los hospitales y clínicas", afirmó Montenegro.

El jefe comunal brindó una conferencia de prensa en el Centro de Operaciones y Monitoreo -COM- luego de que se conociera que Mar del Plata sigue en fase 3 y dijo que "mantener el trabajo y la presencialidad en las escuelas es muy importante pero hay que aumentar los esfuerzos para que no crezcan los casos".

"Pensemos en los que tienen que seguir trabajando y tienen que mantener su comercio abierto", pidió el intendente. En este sentido, dijo que "no podemos relajarnos" y que "es el momento de apretar los dientes más que nunca".

Montenegro volvió a hacer hincapié en el control de los agentes municipales y el control social de los vecinos. "Sabemos que el mayor problema que tenemos es en la clandestinidad y en las reuniones sociales porque ahí es donde nos relajamos", aseveró.

El mandatario estuvo acompañado por la secretaria de Salud, Viviana Bernabei, que manifestó que están analizando las nuevas cepas que se detectaron en dos personas con docuemnto con domicilio en Mar del Plata. "Las personas con las cepas de Manaos y Británica no circularon por Mar del Plata porque cumplieron aislamiento en Capital Federal", remarcó.

"De las 200 camas que tenemos, entre el sector público y privado, hay un 70% de ocupación. De ese 70% la mitad son de pacientes covid", manifestó la funcionaria municipal.

Según Bernabei, "es muy importante reforzar las medidas porque se viene el invierno y será una etapa crucial para todos".

Comentá y expresate