Las pandemia por el coronavirus y el aislamiento obligatorio incrementaron los problemas estructurales que tiene la ciudad respecto al desempleo y la pobreza. Históricamente Mar del Plata se ubicó entre las ciudades de Argentina con más desocupación pero el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos –Indec- arrojó números preocupantes.

El intendente de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro, dialogó con Ahora Mar del Plata sobre la agenda municipal para reactivar la economía y encontrar herramientas para fomentar la industria y el turismo para cuando pase la pandemia

- ¿Qué herramientas piensan desde la comuna para reactivar la economía una vez que haya terminado la pandemia?

La generación de empleo es una cuestión clave, y no vamos a esperar a que termine la pandemia. Ya lo estamos haciendo. Mar del Plata históricamente ha tenido índices de desocupación elevados, pero el 26% actual supera los índices de 2001.

En ese sentido, trabajamos para el impulso del Parque Industrial, un espacio productivo que genera empleo de calidad para todos los vecinos de General Pueyrredon. Así como el acompañamiento a los distintos sectores productivos de la ciudad como el turismo, el Puerto, el cordón frutihortìcola, la industria textil y otros sectores como la economía del conocimiento, que brinda empleo de calidad y que requiere cada vez más de personas en todo el mundo. Mar del Plata tiene todo para salir adelante, es una de las ciudades productivas más importantes del país.

- ¿Recientemente General Peyrrredon se incorporó al Consejo Argentino de Relaciones Internacionales. Qué otras medidas se están analizando para reactivar el turismo en la ciudad?

Este contexto de pandemia modificó muchas cosas de la vida de todos nosotros, y una de ellas es el turismo, especialmente en Mar del Plata, una de las ciudades más elegidas durante todo el año. Sin duda, la temporada será distinta, trabajaremos para recibir la mayor cantidad posible de turistas con los protocolos necesarios para que esto suceda y no se vea afectado nuestro sistema de salud. El acompañamiento y trabajo conjunto con Provincia y Nación será esencial para que esto suceda, todos queremos tener una temporada de verano y vamos a trabajar para ello. Nadie quiere que a Mar del Plata le vaya mal.

Es fundamental entender que nuestra ciudad no es una ciudad de temporada, es una ciudad de todo el año, donde la actividad turística genera muchos puestos de trabajo. Por eso queremos que se reactive cuanto antes, sabiendo que nada será igual, pero los sectores no pueden estar más tiempo con las persianas bajas.

-¿Cree que esta crisis puede dejar consecuencias más severas que las que hubo en el 2001?

Aún estamos atravesando esta pandemia y es muy difícil comparar. En ese momento se vieron colapsos financieros e institucionales que no se previsualizan hoy en día pero, como dije al comienzo, es muy reciente para hacer ese tipo de análisis comparativo. Toda crisis nos debe dejar una enseñanza para que no se repita y si sucede, tener las herramientas y el conocimiento para hacerle frente de la mejor manera posible.

Lo que sí sabemos, como ya dije, es que la desocupación en este trimestre superó al índice más alto que se había registrado en 2002, con el 24,6%, y seguramente en el último trimestre el número sea aún mayor.

-¿Qué medidas de fondo se deben tomar para que Mar del Plata deje de estar entre las ciudades con más desocupación y alcance niveles como San Luis o el sur del país?

Mar del Plata históricamente tuvo índices de desempleo elevados, y el último no fue la excepción. El contexto actual tampoco ayuda a lograr una baja en esos números, que no podemos verlos como estadísticas, porque son marplatenses sin trabajo.

Al comienzo de nuestra gestión claramente no estaba prevista una pandemia, así que esto nos modificó muchos de nuestros proyectos de gobierno. Por eso debemos seguir trabajando codo a codo, Estado municipal, provincial y nacional, sector empresarial, cámaras, sindicatos e instituciones para lograr revertir esto. Acá nadie se puede salvar solo, debemos hacerlo juntos y para eso trabajamos.

-¿Qué políticas se pueden ir implementando para estar preparados en caso de una futura pandemia. Tanto desde el área de Salud y desde el área económica para no volver a tener estos niveles de desocupación?

La historia nos enseña sobre situaciones y hechos que atravesó la humanidad a lo largo de los años. Y sin dudas, esta situación actual será una más que se estudiará como hecho histórico, desde muchos puntos de vista. Por lo tanto, tenemos que aprender de esto que nos está pasando y actuar en consecuencia. No pensamos en otra pandemia, pensamos en tener un sistema de salud fortalecido más allá de todo, con los recursos necesarios para poder cuidar la salud de los marplatenses. Como ya he dicho, toda crisis deja enseñanzas y debemos aprender de ellas.

Comentá y expresate