Ya en el tramo final de la campaña, horas antes del acto en el que junto a su equipo presentará propuestas para un futuro gobierno municipal, el precandidato a intendente de Juntos por el Cambio, Guillermo Montenegro, ratificó que la seguridad de los vecinos será su prioridad y por eso anticipó que su despacho no estará en el palacio comunal sino que se mudará al Centro de Operaciones y Monitoreo (COM).

“Mi forma de trabajo nunca fue en escritorio”, advirtió sobre su modo de gestionar que coincide con el despliegue que también le demanda esta etapa previa a las PASO, con recorridas permanentes por los barrios, reuniones con vecinos y dirigentes de instituciones del distrito. “Esto (por General Pueyrredon) dejó de ser una intendencia, es como una provincia y también un mayor desafío de gestión”, dijo en “Estudio Político”, donde presentó algunos de los lineamientos de campaña.

Insistió con la preocupación que existe por temas de seguridad para el distrito. “Pedí mucho por el arribo de los gendarmes a la ciudad”, dijo sobre la última incorporación de fuerzas federales, que ya suman 1200 efectivos desplegados en las calles durante los últimos años. Consideró necesaria una coordinación con la administración bonaerense para optimizar ese esfuerzo para controlar el delito. “Hay que planificar la seguridad, cuidar los barrios y al que menos tienen”, remarcó.

Con respecto a la actual gestión municipal dijo que en 2015, cuando se puso en marcha, se pensó en que los resultados iban a ser diferentes. “No se aprovecharon las oportunidades”, dijo sobre el apoyo que tuvo el distrito. Hizo hincapié particular en el volumen de obras y respaldo que hubo tanto desde la gobernadora María Eugenia Vidal como del presidente Mauricio Macri.

Consideró que es momento de “provechar las oportunidades y potencialidad” de Mar del Plata y demás localidades del partido. Y reiteró que quien administre el distrito lo debe hacer con la fuerza de un gobernador de provincia. “Con la misma fuerza que una gobernadora como María Eugenia lo hizo ante el presidente para recuperar el Fondo del Conurbano”, dijo Montenegro, que en el programa estuvo acompañado por el concejal Alejandro Carrancio y la postulante a edil Lynette Hooft.

Para potenciar el destino llamó a aprovechar “la marca Mar del Plata” que es reconocida en el mundo. “Está la oportunidad de llevarla a todos lados”, dijo con la seguridad que el impulso que se dé desde aquí tendrá acompañamiento tanto de la gobernadora como del Presidente. “Hay una responsabilidad del gobierno local para posicionar la ciudad”, remarcó.

Con respecto a la reciente foto que circuló con los bebés mellizos de Montenegro en brazos de la gobernadora, horas después de que el ex ministro Aníbal Fernández dijera que prefería dejar a sus hijos en manos del femicida Ricardo Barrera antes que en las de Vidal, el precandidato dijo que con ella tiene una amistad de más de 12 años. “Sé quién es la gobernadora y cómo cuida a sus hijos y los bonaerenses”, respondió. Y cuando le preguntaron si dejaría a sus hijos con el intendente Carlos Arroyo sonrió y no dudó: “con él no tengo nada personal”, aseguró.

Comentá y expresate