El intendente Guillermo Montenegro aclaró que “ninguna oficina municipal va a cerrar”, en relación a las últimas medidas anunciadas por el gobierno nacional para contener los casos de coronavirus.

“Ya todos aprendimos como cuidarnos, y no tenemos que aflojar. Desde el Municipio vamos a seguir controlando que se cumplan los protocolos, y también tenemos que seguir con las tareas previstas. Vamos a seguir arreglando las calles, poniendo los semáforos, controlando, castrando a nuestras mascotas y todo lo que hacemos a diario desde el Municipio. No podemos parar la ciudad”, indicó el jefe comunal.

Asimismo, explicó que “seguimos mirando de cerca la situación epidemiológica y sanitaria, como desde el primer día y por el momento no hay motivo para frenar nada”.

El gobierno nacional determinó que en las ciudades con más de 100 mil habitantes que en los últimos 14 días registraron más de 150 casos diarios, se restrinja la presencialidad de toda la administración pública de ese municipio.

En ese sentido, Montenegro puntualizó que “no cumplimos con ese criterio” y agregó: “Es necesario que no aflojemos, no nos relajemos, para seguir cuidando la salud y el trabajo no solo de cada uno de nosotros, sino de todos los marplatenses”.

Comentá y expresate