El intendente Guillermo Montenegro agradeció el esfuerzo de los marplatenses por el acatamiento en el primero de los 10 días del regreso a fase 3, que implica ciertos cambios en las actividades que se encontraban permitidas hasta el viernes. Destacó también el operativo de control y pidió: “No aflojemos con el cumplimiento de los protocolos, y así podremos reabrir pronto”.

“Es un orgullo enorme ver el esfuerzo de todos los marplatenses, de cada vecino que a pesar del cansancio, del agobio del encierro por tantos días hoy igual salió solo para hacer lo esencial. A cada comerciante, sé el esfuerzo que representa abrir con una modalidad diferente por 10 días o incluso a los que tienen que cerrar”, indicó Montenegro.

Además, indicó: “Siempre dije que no me iba a temblar el pulso para volver atrás". "Y no es una medida para sembrar miedo, sino que se trata de una decisión que implica previsión, para poder bajar la circulación de personas y así evitar que sigan creciendo los casos de Covid 19 en nuestra ciudad”, remarcó.

“Les pido que no aflojemos con el cumplimiento de los protocolos, vamos a seguir controlando porque es clave que estos 10 días nos cuidemos entre todos. Si somos estrictos con el cumplimiento, podremos reabrir pronto y les aseguro que es lo que más quiero”.

Asimismo, manifestó que “hoy nuestra ciudad amaneció con una realidad distinta a la que veníamos viviendo, y no puedo dejar de decirles que me emocioné al ver como todos los marplatenses entendieron que estas medidas son por el bien de todos, para seguir cuidándonos".

“Gracias a los vecinos, a los voluntarios, a los comerciantes, al personal de salud, al de control y a todos los que desde su lado, nos ayudan a cuidarnos entre todos. Sigamos por este camino para que pronto podamos volver a disfrutar la ciudad”, concluyó.

Comentá y expresate