El intendente Guillermo Montenegro saludó a los marplatenses y batanenses por la llegada del 2021. “Por fin termina este año, para muchos el peor de nuestras vidas. Por el encierro, por la incertidumbre, porque no pudimos cumplir sueños ni planes que teníamos”, expresa en su mensaje

”Estuvimos lejos de quienes más queremos y muchos perdimos familiares y amigos. El mundo cambió y acá tuvimos que cerrar una ciudad que siempre buscó recibir gente”, agrega.

Embed

Como parte de las medidas para evitar la propagación del coronavirus, el jefe comunal recuerda que las clases fueron a distancia. “Madres y padres hicieron de maestros, los docentes tuvieron que aprender nuevas herramientas, los emprendedores se tuvieron que reinventar”, señala.

“Muchos de los planes de gobierno que teníamos tuvieron que ser dejados de lado para ocuparnos de la pandemia. Yo busqué estar siempre cerca, cuidando la salud de todos. Y ayudando y acompañando a cada persona y a cada sector que quería trabajar”, expresa.

Encabezar la lista de las ciudades con mayor desocupación fue sin dudas otro golpe. “Sobre las malas noticias venían peores noticias. Tuvimos momentos de mucha angustia”, describe el intendente.

“Hubo algunos irresponsables, pero hubo muchos más solidarios. Seguramente este año cambiaron las prioridades para todos. Yo busqué estar siempre cerca”, remarca.

Montenegro agradece a los ciudadanos por la solidaridad y por el cambio de hábitos para cuidar la salud. “El 2021 será distinto, tiene que ser distinto. Ninguno de nosotros se va a olvidar del 2020”, afirma.

“Lo que también les pido – destaca–, es que no aflojemos. Es importante cuidarnos. La salud y el trabajo son muy importantes. Un gran abrazo, ¡feliz Año nuevo!”.

Comentá y expresate