Avanzan los trabajos que realiza Obras Sanitarias (OSSE) en diferentes barrios de la ciudad para mejorar y ampliar la red de agua. En este marco, el intendente Guillermo Montenegro estuvo este lunes en el Bosque Peralta Ramos, donde supervisó los trabajos de recambio de 4740 metros de cañerías y 211 conexiones domiciliarias. Estas tareas proyectadas consideran a sectores comprendidos dentro del radio que hacen las calles Calchaquíes, Los Pilagas, Don Arturo y De la Maza.

El propósito es reemplazar o bien ampliar las instalaciones existentes, por lo que se prevé también la construcción de 2 cañerías de impulsión: una de 430 metros con empalme a la Línea Alfar, en calles Chañares y Atahualpa y otra de 230 metros que continuará la actual Impulsión Mangoré, hasta llegar a calle Los Pilagas.

Por otro lado, OSSE ya trabajó en la zona de Almafuerte y Entre Ríos, donde se ubicaron dos válvulas de gran porte, con el objetivo de mejorar el sistema de red de agua con impacto positivo directo para los barrios San José, Chauvín, Primera Junta, Peralta Ramos Oeste, General Roca y Las Avenidas. Así, se reemplazaron equipos cuya funcionalidad ya supera los 50 años lo que permitirá mayores maniobras en la red de agua.

En tanto, está en ejecución la etapa final de la obra “Impulsión Lasalle”. Se trata de un conducto de agua que es central en la zona norte de la ciudad y que ha sido renovado en una extensión de 2.076 metros para mejorar la llegada en barrios tales como Constitución, Los Pinares, Estrada y Aeropuerto.

Cabe destacar que servirá, además, para sentar las bases de factibilidad para llevar el agua –a futuro- a los barrios Montemar, El Grosellar y Zacagnini.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate