El intendente Guillermo Montenegro volvió a referirse a la situación que atraviesan los damnificados por el incendio en la distribuidora Torres y Liva y dijo que es "entendible" el malestar de los vecinos.

"Es muy difícil desde el lugar de la persona que perdió todo sentir que algún tipo de acompañamiento alcance", aseguró el jefe comunal. De todas formas, destacó que "el acompañamiento lo brindaron desde el día uno".

"Se van a enojar con nosotros, es entendible porque perdieron todo. No tienen ni las fotos de sus hijos", aseveró Montenegro. En este sentido, señaló que "todo lo que hagamos parece que nunca va a alcanzar".

En referencia a los trabajos que se están llevando adelante, el intendente destacó la tareas y dijo que "en un mes se está haciendo una obra récord en la historia de la ciudad".

Según Montenegro, "es importante que la tranquilidad vuelva al barrio para que los comerciantes y vecinos puedan estar mejor".

Por último, volvió a remarcar que la comuna le reclamará a la empresa o a su aseguradora los más de 11 millones de pesos que invirtieron para realizar los trabajos. "Es la plata de los marplatenses", dijo.

demolicion torres y liva port.jpg

Comentá y expresate