El intendente de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro, valoró este martes la campaña de vacunación de Nación y Provincia, pero aseguró que "yo voy a pedir 850 mil vacunas" para General Pueyrredon. "Yo voy a pedir 850 mil vacunas, voy a pedir para todos los vecinos de la ciudad. El Gobierno nacional es el que se encarga de conseguir las vacunas. Si bien se está haciendo bien, yo siempre voy a pedir más".

Montenegro también respondió a las críticas de la concejala Marina Santoro, del Frente de Todos, quien expresó que "desde el Municipio no implementaron ninguna campaña promoviendo la inscripción, ni generando recursos o herramientas para facilitar el registro de los y las marplatenses y batanenses". En tal sentido, el intendente sostuvo: "Por supuesto que estoy de acuerdo con la vacunación. Siempre planteé que se utilicen todos los recursos municipales para llevar adelante el plan de vacunación. Las personas que han sido vacunadas no ingresan a terapia, ¿cómo no voy a estar de acuerdo con la vacunación?", enfatizó.

"Siempre le pedí a la gente que se anote. Está claro que es la solución y nosotros queremos que se acelere la vacunación en Mar del Plata. Esto es clave para seguir manteniendo las actividades. La vacuna es la solución", remarcó.

Montenegro en telediario con Germán 2.png

En otro tramo de la entrevista con el noticiero de Canal Diez, Montenegro se refirió a los controles en fase 2 y, consultado sobre la decisión de distintos sectores, que no acataron las restricciones, reiteró que "vamos a controlar donde tenemos un mayor foco de contagio, que es la clandestinidad".

"El mayor esfuerzo del estado municipal va a ser los controles donde se ha demostrado que hay mayor foco de contagio. Nadie que va a hacer una compra o a trabajar se quiere contagiar. Es importante el cuidado de cada uno y tenemos que seguir haciéndolo. Hay que tener muchísimo cuidado y vamos a controlar donde tenemos un mayor foco de contagio, que es la clandestinidad", apuntó Montenegro.

"Siempre vamos a trabajar de la misma manera que desde el principio, entendiendo que el recurso es uno y que vamos a controlar en la clandestinidad o en cualquier lugar que no se cumplan los protocolos, porque también puede haber una actividad esencial en la que no se cumplan los protocolos", explicó Montenegro.

"EN MÁS DE UN MES DE CLASES, NO SE MODIFICARON LOS CONTAGIOS"

Según Montenegro, "los números" indican que las clases presenciales no aumentaron los contagios en General Pueyrredon. "Soy una persona que dialoga y que trata de encontrar el consenso. Acá hay una posición muy clara mía que tiene que ver con que la modificación del DNU nos afectó. Estamos muy lejos del 80% de la ocupación de camas y eso afecta no sólo al comercio, sino a la presencialidad. Queda claro y demostrado con números que el nivel inicial en la escuela no es un foco de contagio", señaló. "Tiene que ver también con la parte emocional de los chicos, que están en contacto con sus compañeros", agregó.

Con esos datos, Montenegro aspira a defender la presencialidad: "En más de un mes de clases en nuestra ciudad, no ha habido una modificación en los contagios. Es importante tener este intercambio desde la base de datos y seguir desde ese lugar", indicó.

Comentá y expresate