Morena Rial está en el ojo de la tormenta esta semana tras anunciar su separación de Facundo Abrosioni, papá de su hijo Francesco Benicio.

En una entrevista para Involucrados,la hija de Jorge declaró: "No me duele haberme separado, me duele que me haya metido el dedo en culo como lo hizo", dijo. Fue entonces cuandola periodista Cora Debarbierile preguntó si había sido víctima de agresiones físicas por parte de Ambrosioni. "Sí", fue la repuesta de Morena, quien contó que este jueves realizó la denuncia por violencia de género contra su ex en la Comisaría Comunal 12 de la Ciudad de Buenos Aires, acompañada por su abogado Alejandro Cipolla.

La Justicia le otorgó un botón antipánico y una restricción perimetral que le impide al futbolista acercarse a la casa de Villa Devoto donde la hija de Jorge Rial vive con su bebé de tres meses. Sin embargo, Ambrosioni sí puede tener contacto con su hijo. "Más de lo que lo dejo ver a Francesco, no voy a hacer", advirtió Morena.

La joven se quebró al contar los detalles más oscuros de la relación con Facundo, mientras escuchaba las palabras de aliento de Luis Ventura, su padrino y miembro del panel del programa de América. "La pelea que tuve con mi papá y mi internación fueron por él (por Ambrosioni)", aseguró, arrepentida por haberse distanciado tanto de su padre como de su hermana Rocío, debido a esta relación.

"Mi papá siempre tuvo razón", manifestó en diálogo con Mariano Iúdica y Pía Shaw. Más allá de estos enfrentamientos, hoy cuenta con el apoyo de su familia. "Mi hermana me dijo: 'Qué bueno que lo dejaste'. Hoy a la tarde me junto con ella", adelantó.

Embed

Comentá y expresate