Bajo un clima de tensión, la postergada audiencia por el Presupuesto 2019 terminó este lunes con escándalo, El secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, se enojó por la intervención de la consejera escolar Eva Fernández y decidió abandonar el recinto.

Antes del episodio, Mourelle había explicado algunos detalles del presupuesto. “Resulta casi un 50% superior al del año anterior. La distribución de ese total se realiza en las diferentes secretarías. A nivel intendente, el presupuesto prevé casi 180 millones. Si bien el incremento casi duplica al del año anterior, es porque incorpora el área que atiende las diferentes sociedades de fomento, que antes no estaba incorporada a ese nivel”, dijo el funcionario.

Asimismo, Mourelle indicó que “hay un incremento de casi el 50% de los gastos de la Secretaría de Gobierno. Eso, considerando una inversión importante en las distintas áreas de las delegaciones, que se previó para este año. Lamentablemente, todavía estamos con una demora. Hacienda tiene un incremento de casi el 29%, el Emtur prevé un incremento del 30% de su presupuesto, el ente de deportes un 44% y el Emsur un tendrá un 54% de incremento en su presupuesto. Hay una baja del 8% en el presupuesto del Emvial, que se explica principalmente en una caída de los aportes del gobierno nacional, del 60% y del gobierno provincial, del 70%”.

Luego de tres horas de acalorado debate, llegó el escándalo final. La consejera escolar de Unidad Ciudadana, Eva Fernández, tomó la palabra. Fernández no estaba en el listado de personas habilitadas para exponer, aunque se presentó en lugar de otra persona inscripta. Esa situación terminó por fastidiar a Mourelle, que decidió levantarse de la sesión e irse. En ese contexto, la sesión se dio por finalizada y ahora la historia continuará en las comisiones del Concejo Deliberante.

Comentá y expresate