Hugo Moyano sigue sumando complicaciones judiciales. Ahora, el líder de Camioneros debió ir a Córdoba para declarar por la compra-venta de cinco inmuebles en La Falda, en la que está siendo investigado de simular y aumentar los valores para obtener ganancias ilícitas e imputado por lavado de dinero y defraudación. Los terrenos están ubicados frente al hotel Primero de Mayo, del gremio de Camioneros, y suman en total 1.302 metros cuadrados.

Los otros imputados en la causa son Pablo Villegas, también de Camioneros, y los empresarios Carlos Mesías, Rubén Jorge Cappuccio y Enrique Mariñasky. La sospecha es que estos hombres de negocios formaron un grupo y realizaron operaciones comerciales en favor del gremio de Moyano.

El Sindicato de Choferes de Camiones pagó $6 millones por cinco inmuebles que habían sido adquiridos dos meses antes por otra persona por un valor mucho más bajo: 310.000 pesos. La brecha entre ambas operaciones provocó una denuncia de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) y la imputación por parte del fiscal del caso, Gustavo Vidal Lascano.

Según informó La Voz del Interior, el gremialista ingresó pasadas las 10 al despacho del juez federal número 2 de Córdoba Alejandro Sánchez Freytes y se retiró luego de una hora.

El expediente comenzó el 24 de octubre de 2014, cuando la UIF alertó mediante un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) a la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) sobre movimientos de dinero por la compra de los inmuebles.

Comentá y expresate