Hugo Moyano encabezó este sábado una marcha hasta la basílica de Luján y pidió “paz, pan y trabajo”. El líder de Camioneros, enfrentado con el Gobierno, estuvo acompañado por legisladores, intendentes del Partido Justicialista y organizaciones sociales.

Enfrentado con el Gobierno, Moyano participó de la misa que estuvo a cargo del obispo Agustín Radrizzani. Entre los presentes, estarán intendentes como Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham), Ariel Sujarchuk (Escobar), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Mariano Cascallares (Almirante Brown), y Verónica Magario (La Matanza), entre otros.

La movilización encabezada por Moyano se dio en el marco de una semana en la que su hijo Pablo estuvo a punto de ser detenido, denunciado por manejos irregulares en Independiente de Avellaneda.

El juez Luis Carzoglio, quien rechazó detener a Pablo Moyano, ya anunció que seguirá al frente de las investigaciones. Asimismo, durante el jueves y el viernes los principales referentes de la conducción de la CGT insistieron con la necesidad de organizar otra medida de fuerza contra el gobierno de Mauricio Macri.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate