Los tres detenidos por el crimen de la empresaria Norma Carleti, que fue ultimada de más de 50 puñaladas, fueron imputados por "homicidio calificado por ensañamiento", mientras que entre los investigadores y los familiares de la víctima crecen las sospechas de que se trató de un crimen por encargo.

Así lo determinó el fiscal Adrián Frick en torno a los tres jóvenes de entre 20 y 26 años, dos de ellos hermanos entre sí, que fueron arrestados por el crimen de la mujer de 59, ocurrido en su casa de la localidad mendocina de Tunuyán. Uno de los detenidos y quien estaría más comprometido en la causa es un joven de 20 años que fue arrestado a las pocas horas del hecho.

El joven, que vive a pocas cuadras de la casa de la víctima y donde se produjo el asesinato, cumplía prisión domiciliaria con una tobillera electrónica que se activó en el momento en el que Carleti era ultimada. Un día después, fueron detenidos un hermano del joven y un amigo de ambos. El hijo mayor de la víctima, Gastón Gómez, advirtió que tiene la convicción de que a su madre "la mandaron a matar", mientras que se constituyó en querellante en la causa.

"Esto nunca fue un robo, si hubiese sido así los hombres que entraron se habrían llevado el dinero que tenían a mano. Sabemos con seguridad que a mi mamá la mandaron a matar y por eso me constituí en querellante y con nuestros abogados hemos pedido que se sumen otras medidas probatorias", expresó en declaraciones a Diario Uno.

Norma Carleti, quien era miembro de la familia propietaria reconocida empresa exportadora de cerezas del Valle de Ucoy una de las más importantes del país, fue asesinada a sangre fría en la madrugada del lunes pasado en su casa de Tunuyán, en la calle República de Siria y a media cuadra de la Municipalidad del Departamento del Valle de Uco.

Según supo NA, vecinos escucharon a hombres que se habían introducido en la casa de Carleti y la increpaban y llamaron a la Policía, que tardó varios unos 40 minutos en llegar al lugar. Aparentemente, los asesinos, que siguieron apuñalando a la mujer cuando ya no tenía vida, escaparon en un antiguo Fiat 600, que fue encontrado incendiado a varias cuadras del lugar.

Fuente: El Intransigente

Comentá y expresate