Un llamado ingresó al 911 a la 1:49 del sábado y alertó que Natacha Jaitt estaba "desvanecida", según información policial, en el salón de fiestas Xanadú en Villa La Ñata, zona de Tigre. Los investigadores creen que dos hombres y una mujer estaban con la conductora y dejaron el lugar antes de que se alertara a la policía.

Cuando llegó el patrullero dos hombres señalaron una habitación, donde Natacha estaba recostada boca arriba. Se llamó a una ambulancia. Primero se identificaron. Uno de ellos era Guillermo Rigoni, quien sería dueño del salón. El otro era Raúl Velaztiqui Duarte, oriundo de Paraguay, productor de espectáculos con lo que sería su propia firma, Veluarte Producciones.

Según su relato, de acuerdo con lo que apuntaron fuentes de la investigación Velaztiqui y Rigoni se habían reunido con Jaitt para discutir, aparentemente, la posibilidad de montar espectáculos en el lugar.

Hay entre los investigadores una sospecha de que tres personas estaban con Jaitt y dejaron el lugar antes de que se alertara al 911. Las cámaras de seguridad fueron peritadas por la Policía Bonaerense: muestran a dos hombres y una mujer que todavía no fueron identificados, según indicó Infobae.

El video, apunta una fuente, los muestra a los tres "caminando". "Se habrán ido antes o se asustaron", asegura. Por lo pronto, el fiscal Fitipaldi ya tiene las imágenes del DVR.

El cuerpo de Jaitt fue encontrado sobre el colchón sin sábanas de la suite del salón Xanadú, sus zapatillas en el piso de cerámica. El cuerpo estaba rodeado de toallas y con una bata: la suite tiene un baño incorporado.

Comentá y expresate