Un informe determinó que Débora Pérez Volpin sufrió perforaciones en el esófago mientras le practicaban una endoscopía. Diego Pirota, abogado de la familia de la periodista, apuntó este miércoles contra la clínica La Trinidad por su muerte.

“La muerte de Débora se produjo por una perforación instrumental del esófago: no tenía ni una úlcera ni una hepatitis. Nada de lo que dijo la clínica, ni en on ni en off, es verdad. Acá esta la verdad. De esto murió Débora", afirmó durante una conferencia de prensa brindada en la Legislatura porteña.

En tanto, Enrique "Quique" Sacco, ex pareja de la conductora, resaltó que con el informe de la autopsia la familia tiene "la verdad" de lo que ocurrió, aunque aclaró que no tienen "rencores" ni "sed de venganza".

"El informe pericial es contundente e incontrastable. El informe es abrumador y ha sido realizado por muchos peritos que participaron. Estos dos meses tuvimos dificultades con el juez, que tenía que hacer medidas de prueba y no las hizo", señaló Pirota.

"Hemos buscado que se produzcan medidas de prueba para que se sepa de qué murió Débora, por qué, y sólo nos restan algunas cuestiones relacionadas a cómo murió. Ya no hay cuestiones que se puedan decir de manera tergiversada o falsa", añadió.

El abogado pidió que "la clínica aporte los listados del personal que intervino, de los registros de distintos equipos que quedan en enfermería, de todo lo que pasa en el quirófano", y explicó que "como no se allanó, se pidió casi por favor a la clínica".

"No tenemos elementos para pedir las detenciones del endoscopia o el anestesista: no hay elementos para creer que pueden entorpecer la investigación. No así con las autoridades de la clínica", agregó.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate