Con profundo dolor, el Obispado de Mar del Plata confirmó este lunes por la tarde la muerte del padre Miguel Alú por coronavirus. Tenía 85 años y estuvo internado casi un mes con Covid y neumonía en un sanatorio del centro de la ciudad.

Su estado de salud se agravó con el correr de los días y finalmente falleció en las últimas horas, pese al esfuerzo de los médicos. "No pudo superar estas dificultades", dijeron desde el Obispado a través de un comunicado.

El obispo Gabriel Mestre despidió al cura con un emotivo mensaje. "Querido padre Miguel, como obispo, con la Diócesis y con tu comunidad del Sagrado Corazón, te digo y te decimos: ¡Gracias por haber hecho de tu ministerio y tu servicio pastoral, ese foco de amor de Jesús que se irradia a los demás como en su momento te pidió tu obispo, monseñor Pironio! Dios te conceda su gloria y la paz que no tiene fin".

Desde el Obispado resaltaron que el padre Miguel "seguía difundiendo la alegría del Señor con sus 85 años y sus 58 años de sacerdocio ministerial".

Su historia

Alú fue nombrado párroco por el cardenal Eduardo Pironio, de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Mar del Plata. Fue su única parroquia y la pastoreó como padre a lo largo de 44 años. Desde hace dos años estaba como párroco emérito; continuaba viviendo de la parroquia cuidado y acompañado por el actual párroco Héctor Bachmeier y miembros de la comunidad.

Comentá y expresate