Darío Badaracco, el único detenido por el femicidio de Araceli Fulles, la joven que apareció asesinada y enterrada en una casa de José León Suárez en 2017, falleció en las últimas horas tras haber sido quemado vivo en la Unidad 2 de la cárcel de Sierra Chica. El recluso falleció ayer a la noche en el hospital de Olavarría.

La causa que investigó el crimen de Fulles ya fue elevada a juicio, pero aún no tiene fecha de inicio. Y ahora murió el único detenido que tenía el caso, acusado del “homicidio doblemente agravado por haber sido cometido por una o más personas y femicidio”.

Según informó Clarín, el recluso fue agredido por dos compañeros de la celda 766 del pabellón 10 de Sierra Chica. Se trata de Rodrigo Emanuel Campos Verón y Silvio Andrés Galeano Martínez: “Lo golpearon, lo patearon y le tiraron agua hirviendo sobre el rostro, tórax, abdomen, región inguinal y piernas”.

“Son problemas de presos y los teníamos que arreglar así”, dijeron los agresores cuando les preguntaron cómo comenzó la pelea. Pero las dudas sobre lo que pasó en el interior del calabozo son varias, entre ellas las de un posible homicidio por encargo.

La versión oficial indica que eran las 17.15 del 7 de abril cuando el inspector de vigilancia de la cárcel avisó que “durante una recorrida escuchó gritos en la celda 766 y, al mirar por el pasaplatos de la puerta, vio cómo Campos y Galeano golpeaban y pateaban a Badaracco. También, cómo Galeano le tiraba agua hirviendo”. Fue entonces que decidió interceder junto a otros penitenciarios.

Badaracco había sido detenido hace poco menos de dos años y “tenía una conducta ejemplar en el penal”. Estaba encerrado bajo un régimen estricto y había pasado por la Unidad N° 30 de General Alvear antes de llegar a la Unidad N° 2 de Sierra Chica y recaer en el pabellón 10, donde encontró la muerte.

El episodio ocurre a pocos días del segundo aniversario del crimen de la joven de 22 años. La causa por el crimen de Araceli tenía un solo detenido y otros ocho imputados que esperaban el juicio en libertad: Hernán Badaracco, hermano de Darío; Marcelo Escobedo; Carlos Damián Cassalz; los hermanos Jhonatan y Emanuel Ávalos; Hugo Cabañas, Daniel Alanis y Marcos Ibarra. Todos están acusados de ser cómplices del femicidio.

Comentá y expresate