La joven de 23 años internada desde el domingo último con quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo tras una pelea con su novio en el partido de Merlo, murió este miércoles por la mañana en el hospital Eva Perón, de ese distrito, informaron fuentes policiales.

Florencia Velázquez vivía con su novio, llamado Leonel Vladimir Cabral (20), y el hijo en común de 3 años. Según fuentes judiciales, todo comenzó cuando el joven le recriminó a su pareja la mala calidad de las empanadas que había cocinado y comenzó una discusión.

En ese marco, Florencia se prendió fuego y rápidamente atinó a apagar las llamas debajo de una canilla del patio de la vivienda, donde el niño estaba jugando.

La joven fue trasladada de urgencia al hospital de Pontevedra y luego derivada al Eva Perón de Merlo.

"Ingresa a la guardia aproximadamente con el ochenta por ciento de quemaduras en el cuerpo", había explicado a la prensa Daniel Capello, director del centro asistencial en el quedó internada.

El médico dijo que se realizó una "intubación porque tenía un compromiso de la vía aérea superior" que afectaron la "cara, el torso, muslos y brazos".

Florencia está en terapia intensiva, sedada con respirador artificial con un pronóstico bastante reservado.

En tanto, Cabral fue detenido por la Policía y será juzgado por "homicidio en grado de tentativa en contexto de violencia de género".

Leonel Cabral está acusado de haber prendido fuego a su novia, después de una discusión.

En un primer momento, Capello había declarado que la joven se provocó las quemaduras y negó haber sido él el agresor. Sin embargo, para los pesquisas el detenido la roció con alcohol y la quemó con un encendedor.

Además, los familiares señalaron que Cabral ejercía violencia psicológica y había peleas constantes con la víctima.

Fuente: MinutoUno

Comentá y expresate