En las últimas horas falleció Mónica Graciela Bottega, mamá de Tatiana Pontiroli, una de las 52 víctimas de la tragedia de Once, accidente ocurrido el ‎22 de febrero de 2012. Fue una de las madres que más activamente participó, junto a su esposo José "Pepe" Pontiroli, para que se haga Justicia.

"Con un dolor enorme, con la sensación de que con ella se va un pedazo de cada uno de nosotros, y con el corazón hecho trizas, comunicamos que Mónica Bottega de Pontiroli partió a encontrarse con su amada Tati", publicó la cuenta @TragediaOnce_, gestionada por los cercanos a quienes iban a bordo del tren Sarmiento en la mañana del 22 de febrero de 2012.

Por su parte, desde el Observatorio de Víctimas de Delitos expresaron:"Con mucho dolor despedimos a una hermosa amiga y gran ejemplo de lucha", expresaron en el tuit

Tiempo atrás Bottega había recibido un riñón de su pareja y padre de su hija, que fue, según relató ella, "otra oportunidad" para vivir y seguir luchando.

En 2017, Bottegaasistió a una misa en la Parroquia Nuestra Señora de la Merced, en Merlo, para pedir por la aparición con vida de Santiago Maldonado. Allí se encontró con Cristina Kirchner y Mónica le dijo en la cara: "Sos una asesina".

"Asesina en el sentido de privar de la vida a alguien", explicó luego en televisión. "Estaba destinado que iba a pasar esta tragedia por el desabastecimiento del Sarmiento", opinó.

"También le dije que 'nunca había rezado por la Tragedia de Once' y ella bajó la mirada, sus ojos se llenaron de lágrimas, ahí siento que vienen los custodios de ella y les digo, 'tranquilos, yo me retiro, que ella se quede rezando por las víctimas y por todos los muertos durante su gobierno".

Comentá y expresate