Gavin Paul Zimmerman, un joven de 19 años, murió cuando intentaba tomarse una selfie al filo de un acantilado, en Cabo Solander, al sur de Sidney en Australia.

Según el relato de algunos testigos, el joven se resbaló mientras manipulaba su teléfono al borde de risco, en el popular destino turístico.

Gavin se distrajo al sacarse una selfie y se patinó a diez metros de altura. Murió en el acto al caer sobre las rocas.

joven.jpg

Su familia decidió viajar hasta el popular acantilado para homenajearlo. "Se veía tan feliz. Tenía una sonrisa en su rostro, parecía un hermoso día", comentaron al mostrar la imagen antes de la brutal caída.

El adolescente había viajado a Australia en julio del año pasado. Tras el accidente, sus amigos quedaron en shock y no lograron ubicar su cuerpo hasta que llamaron desesperados a la policía.

paisaje.jpg

De manera inmediata, un helicóptero se trasladó hasta el acantilado y el grupo de socorristas lo encontró en el agua. Cuando lo llevaron a tierra firme, ya era demasiado tarde: Galvin había muerto en el acto.

Comentá y expresate