El actor escocés Sean Connery, con una extensa trayectoria cinematográfica de más de cinco década.s en la que destacan las siete veces que interpretó al icónico agente 007, James Bond, en la pantalla grande, falleció a los 90 años. La noticia fue confirmada esta mañana por sus familiares a la cadena británica BBC.

Connery, retirado desde hace años de la pantalla grande, deja tras de sí un legado ilustre de películas como Robin y Marian (Richard Lester, 1976), Los intocables (Brian De Palma, 1987) y El nombre de la rosa (Jean Jacques Annaud, 1986), así como sus grandes colaboraciones con el director Sidney Lumet.

El actor ganó el Oscar al mejor actor de reparto por Los intocables, dos premios Bafta y tres Globos de Oro.

Nacido en Edimburgo el 25 de agosto de 1930, su nombre está ligado, sobre todo, a James Bond. Pudo evitar ser encasillado y siguió una exitosa carrera fuera del personaje del agente secreto.

Connery también destacó por participar en cintas como La caza del Octubre Rojo, El Indiana Jones y la última cruzada o La roca, entre otras.

Su última aparición en cine fue en 2003 para la película La liga extraordinaria, un relato de aventuras basado en un cómic de Alan Moore (Watchmen) y Kevin O'Neill.

El escaso interés de los grandes estudios de convocarlo para interpretar personajes centrales terminaron de convencerlo de su retiro. Su tiempo en el cine había terminado. Solo iba a volver si le ofrecían un papel protagónico en alguna historia que lo interesara de verdad.

Finalmente, lo declaró oficialmente en 2006, cuando el American Film Institute lo distinguió con el premio anual a la trayectoria.

Comentá y expresate