Un delincuente de 30 años murió tras quedar clavado en la reja de una casa a la que entró a robar. Fue hallado cuando se desangraba en la calle y falleció mientras era atendido en el hospital. Una “punta de lápiz” de la reja lesionó su arteria femoral, provocando la hemorragia que le costó la vida.

Se logró esclarecer la muerte de un hombre que había sido hallado desangrándose en la calle y que falleció minutos después cuando era atendido en un hospital,

El pasado sábado se supo de un hombre que fue hallado muerto en la calle, por lo que se estudiaba la posibilidad de un homicidio.

Los efectivos llegaron al lugar donde presuntamente se estaba cometiendo un hurto y encontraron a un hombre caído en la calle con “abundante sangrado en la zona abdominal”. Fue trasladado al hospital, donde minutos más tarde se constató su muerte.

Sin embargo, según fuentes de la investigación en las últimas horas se conoció que el hombre se desangró tras clavarse una reja mientras escapaba del robo.

Una “punta de lápiz” de la reja lesionó su arteria femoral, provocando la hemorragia que le costó la vida del delincuente de 30 años. Allí los ladrones fueron vistos por el dueño de la casa, de 80 años, razón por la que intentaron escapar, pero se produjo el incidente cuando uno de los ladrones quedó clavado en la reja. El caso ocurrió en la ciudad uruguaya de Maldonado.

Comentá y expresate