Una beba de un año falleció tras pasar nueve horas encerrada en un auto. Su mamá se olvidó de dejarla en la guardería y nunca se percató de que la criatura había quedado en el asiento trasero del vehículo.

El hecho ocurrió Texas, en Estados Unidos, luego que la mujer fuera a dejar a sus hijos de 3 y 5 años en el lugar, esperando ir después a dejar a la beba.

El sheriff del Condado de Harris, Thomas Gilliland, señaló que la madre “nos dijo que dejó a la niña de 5 años y al niño de 3 años, pero que trajo a la de 1 año de regreso con la intención de dejarla más tarde después de que ella hiciera sus recados”.

La mujer volvió a su casa y “en algún momento entre llegar a casa y entrar se distrajo y no regresó por la niña, por lo que la criatura se quedó dentro del vehículo”.

Luego de varias horas, la mujer salió en otro auto al gimnasio y a hacer trámites, tras lo cual fue a buscar a sus hijos. Al ver que solamente salieron los dos mayores, preguntó en la guardería por la beba, en donde le indicaron que ella nunca lo dejó en el lugar.

La mujer fue a su casa con un supervisor del lugar, descubriendo al llegar que la beba se encontraba muerta al interior del otro vehículo.

Según la policía, se estima que la pequeña estuvo encerrada en interior del auto desde las 08:30 a las 17:30 horas, en un día que hubo altas temperaturas en el lugar.

Comentá y expresate