Un hombre de 63 años murió luego de sufrir una rara infección después de que su perro le lamiera la cara. El extraño y preocupante caso ocurrió en Alemania.

El hombre sufrido varios síntomas graves 24 horas antes de ingresar al hospital: comenzó con una erupción en el rostro junto a un dolor nervioso y muscular en las piernas. Esto llevó a los médicos a realizar un examen más detallado, que reveló un sangrado subcutáneo en sus piernas.

En los días siguientes, sus síntomas se agravaron e incluso sufrió un paro cardíaco que pudieron estabilizar. Entonces, fue intubado y se le colocó un respirador. Al cuarto día de internación dieron con el diagnóstico y confirmaron que se trataba la bacteria Capnocytophaga canimorsus.

El equipo describió cómo el hombre desarrolló síntomas parecidos a la gripe que desembocaron en una sepsis severa y fulminante. A pesar de los cuidados intensivos, murió por un fallo multiorgánico.

“Las infecciones causadas por la bacteria Capnocytophaga canimorsus, que está presente en las encías de perros y gatos, son poco frecuentes. Las más graves y mortales se presentan con mayor frecuencia en pacientes con inmunodeficiencia, esplenectomía o abuso de alcohol, que sufrieron una mordedura”, según describe el diario español ABC.

Según la revista especializada European Journal of Case Reports in Internal Medicine, “el paciente desarrolló púrpura fulminante y gangrena tras el contacto con su perro”.

Se cree que la Capnocytophaga la tienen hasta el 74% los perros y el 57% de los gatos, en ambos casos en la boca. Por esta razón la gran mayoría de las infecciones provienen de una mordedura o una lamida de un perro.

Los médicos que reportaron el caso recomiendan a los dueños de mascotas con síntomas banales, por ejemplo, similares a los de la gripe, que busquen urgentemente consejo médico cuando esos síntomas empiecen a ser inusuales.

Comentá y expresate