Una mujer murió tras descompensarse luego que se le aplicara un tratamiento estético denominado carboxiterapia en un instituto de kinesiología.

La de familia de la paciente de 45 años pide a la Justicia que investigue el caso por mala praxis en la sesión de este método considerado “no invasivo” que consiste en la aplicación de dióxido de carbono por vía subcutánea, mediante pequeñas infiltraciones.

El caso ocurrió en Concordia, Entre Ríos. El fiscal Martín Núñez confirmó que el esposo de la víctima hizo una presentación en los tribunales donde expuso que la mujer murió en el sanatorio Garat donde fue derivada tras la descompensación.

"Por razones que se tratan de establecer, durante el tratamiento, la persona se descompensó y fue derivada al Sanatorio Garat, donde falleció a la media hora de haber ingresado, lo que motivó al esposo a realizar una denuncia por mala praxis ya que considera que no tenía dolencia física ni patología previa que llevase a este desenlace", dijo el fiscal a medios locales.

El funcionario señaló que la Justicia investiga las circunstancias del fallecimiento. Esperan los resultados d de la autopsia para determinarlo.

La carboxiterapia es un tratamiento estético que consiste en la aplicación de inyecciones de gas carbónico por debajo de la piel para eliminar la celulitis, estrías, grasa localizada y la flacidez de la piel, esto debido a que el gas carbónico inyectado estimula la circulación celular y la oxigenación de los tejidos. Con esto se consigue estimular la oxidación de los ácidos grasos y reducir la celulitis y la flacidez de la piel.

Según los especialistas, los efectos secundarios de la carboxiterapia son mínimos, localizados siempre en la zona de aplicación. Dichos efectos pueden ser tales como ligeros dolores, hematomas leves y ligera sensación de ardor. Pero una aplicación incontrolada de volúmenes y flujos masivos de gas puede causar enfisema subcutáneo.

Comentá y expresate