Desde el Gobierno municipal salieron a cuestionar la decisión del gobernador Axel Kicillof de no permitir la obra privada, la gastronomía con consumo en mesas en la puerta, y los comercios de indumentaria con ingreso a local de hasta una persona.

"Estamos un poco sorprendidos por el rechazo de Provincia", dijo el secretario de Producción de la Municipalidad de General Pueyrredon, Fernando Muro.

El funcionario afirmó que "solo propusimos algunas variantes a tres actividades muy importantes de nuestra sociedad". Y señaló que esta medida "es un golpe duro para los marplatenses".

"Las construcciones privadas nos parece que están mal catalogadas ya que se hacen al aire libre en lugares hiper ventilados y en el caso de la gastronomía se pidió lo mismo que sucede en la Ciudad de Bus Aires donde hay transmisión comunitaria del virus", argumentó.

Por último dijo que "los locales no esenciales trabajaron muy bien todos los protocolos y solo piden trabajar al 50% de la capacidad que tenían en fase 4".

"Las actividades solicitadas no se encuentran habilitadas para la fase 3", explicaron desde la Jefatura de Gabinete de Ministros de la provincia de Buenos Aires al argumentar el rechazo al pedido elevado por el municipio.

Comentá y expresate