El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, ratificó este martes que el Gobierno apelará al veto si el proyecto consensuado por la oposición que busca ponerle un tope a los aumentos de tarifas es aprobado en el Congreso, al argumentar que “no es financiable”.

Este miércoles, la oposición en Diputados intentará aprobar durante una sesión especial la iniciativa que busca limitar los aumentos en los servicios públicos, tras acordar eliminar el artículo que planteaba una baja del 50% del IVA en las boletas.

En conferencia de prensa, el funcionario sostuvo: “El proyecto de la oposición genera un costo fiscal superior a los 100 mil millones de pesos por año, que es imposible de afrontar sin dañar la estabilidad macroeconómica de la Argentina”.

De ese modo, hizo un llamado “a la responsabilidad” y consideró que la iniciativa “no debe ser sancionada”. “Si prosperase, esperamos que no lo haga en el Senado. Y sino, el presidente tendría que ejercer un veto porque no es financiable”, insistió.

El ministro reclamó “abandonar las actitudes demagógicas” al asegurar que la Argentina está “en presencia de un programa destinado a cuidar a los argentinos, pero que además requiere ir convergiendo al equilibrio fiscal”. “No podemos seguir viviendo de prestado para siempre”, apuntó Dujovne.

Las tarifas de servicios públicos, recuerda Bae Negocios, registraron desde la asunción de (el presidente Mauricio) Macri aumentos de 1.297% en el gas natural, de 996% en el agua y de 1.490% en la electricidad.

“En 2015 se destinaba un 6% de los ingresos para pagar servicios públicos, hoy ese porcentaje asciende a 21%, lo que lo torna impagable para la gran mayoría de los ciudadanos”, afirmó Unidad Ciudadana.

Comentá y expresate