Sol Martínez fue el nombre más mencionadodespués de Nahir y Fernando el martes, en la segunda jornada del juicio contra Galarza. Los siete testigos que declararon, todos amigos de Pastorizzo, la nombraron como la chica que participó de la supuesta golpiza que recibió el joven en la madrugada del 25 de diciembre, cuatro días antes de ser asesinado de dos balazos. Este jueves, Sol brindará su declaración. Según se sabe, contará lo que según ella ocurrió: negará la paliza y dirá que fue quienle pegó una trompada en el ojo porque se había enterado de que Fernando había golpeado antes a Nahir.

El caso que despierta todo tipo de reacciones en el país, se tomó un día de descanso en cuanto a lo judicial. Este miércoles no habrá audiencias y el juicio se retomará el jueves, con la presencia principal de Martínez, testigo que puede ser clavepara entender lo que pudo haber pasado en esa relación que tenían Fernando y Nahir.

Desde hace unos meses, Martínez se fue a vivir fuera de Gualeguaychú, asustada por amenazas que dice haber recibido por mensajes en las redes sociales. De hecho, la chica presentó en enero una denuncia contra uno de los amigos de Pastorizzo por “amedrentamiento de testigos, amenazas y hostigamiento”. Fue a raíz de una conversación que tuvieron por WhatsApp en donde el chico le dijo "das lástima y asco".

El martes pasado se mostró en la sala de audiencias una foto de Fernando con el ojo lastimado. Sobre esa imagen, los amigos dijeron que el golpe se lo dieron Nahir y Sol a la salida del boliche Bikini. Contaron que lo rasguñaron, le golpearon la cabeza contra el piso y lo maltrataron. Todo lo que declararon fue a través de los dichos de Pastorizzo, quien así les relató la situación.

Martínez, quien con Nahir hacían presencias en la disco Bikini de Gualeguaychú, será quien se siente frente a los jueces para contar lo que pasó aquella noche del 24 y la madrugada del 25 de diciembre pasado. Lo que se presume que contará en el tercer día del juicio será que fue ella la que le pegó una piña dentro del boliche a Fernando y que la paliza en realidad nunca existió. Dirá también que el golpe se lo dio porque días antes se había enterado -por parte de Nahir- de que el joven le había pegado a la estudiante de abogacía, que ahora enfrenta una posible condena a prisión perpetua.

Por eso la próxima audiencia será importante, porque allí se empezarán a ver los recursos que tiene la defensa para demostrar eso que aseguraron en los alegatos de apertura: que Nahir era la víctima y Fernando el victimario.

Como un juego de ajedrez, las fichas se mueven de a poco y cada paso está pensado con mucho estudio previo, la batalla judicial comenzó hace rato. Los abogados José Ostolaza y Horacio Dargainz, que representan a Galarza, dicen estar tranquilos porque aseguran que ellos cuentan con las pruebas para demostrar “la verdad”. Juntos afirman que tienen un as de espadas y que lo darán a conocer cuando les toque el turno de presentar a sus testigos, ya hacia los últimos días del juicio.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate