El fiscal Sergio Rondoni Caffa, aseguró ayer, ante la confusión causada por Zonzini: “La pericia se está llevando a cabo sin ningún inconveniente, con las audiencias que corresponde”.

Sin embargo, las horas previas a la segunda audiencia de este miércoles, tuvieron algunas complicaciones. Por la mañana, cuando se le informó a Nahir Galarza que iba a ser trasladada al Juzgado de Familia para comenzar con las pericias psiquiátricas, se resistió, dijo que quería hacer la pericia cuando ella quisiera. Al aclararle que eso no era posible, dijo que le dolía la cabeza.

Ante esa situación, fue llevada al hospital Centenario para que le realizaran una revisación. El médico que la atendió observó que el dolor podía deberse a una contractura, le recetó medicación, pero Nahir se opuso a tomarla.

Seguidamente, se la trasladó al Juzgado de Familia, que es donde estaba aguardándola el perito psiquiatra.

En relación a la información que el manager de medios, Jorge Zonzini, envió a los medios, informando que Nahir Galarza había sufrido “una descompensación, envuelta en un cuadro de llanto y angustia”, el fiscal Rondoni Caffa, expresó: “Justamente, si tuviera una descompensación anímica, emocional, la está viendo la persona que le puede recetar un medicamento o controlar esa situación”.

Solucionados estos primeros contratiempos, Rondoni Caffa aseguró que ”la pericia se está llevando a cabo sin ningún inconveniente con las audiencias que corresponde”, y aclaró que este tiempo de pericia puede consistir en tres audiencias o más.

Fuente: Infoner

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate