En la antesala de la temporada teatral, Nazarena Vélez comunicó la imposibilidad de traer su obra "Trepadores" a Mar del Plata al no poder afrontar los precios del alquiler de departamentos. Al mismo tiempo, dijo que "está re complicado" para los turistas que planifican sus vacaciones en la Costa Atlántica.

“Tenía muchas ganas de llevar la obra a Mar del Plata. Los alquileres están imposibles. Para los departamentos, para que te des una idea, por dos meses, de dos ambientes, me pidieron 1.200.000 pesos”, remarcó Vélez en diálogo con Implacables (elnueve). “Quieren ganar en un mes o dos meses lo de un año y no se puede. Pero es lamentable porque se cierra una plaza teatral. Es imposible para una productora como yo. No tengo ese respaldo económico. Pero para cualquier persona es mucho, de verdad es mucho”, reflexionó la actriz.

“Está re complicado. A nivel producción está muy complicado. Tenía ganas de llevar Trepadores, que esta ahora en cartel en la calle Corrientes, protagonizada por Rodrigo Noya, Federico Barón, Santiago Caamaño y Bautista Lena”, sumó.

Más adelante, Nazarena habló del vínculo que tiene con su hija mayor, Barbie Vélez. “Yo la tuve a los 19 a Barbie, es mi compañera de vida, vio todas mis equivocaciones, crecimientos, luchas, mis fracasos, es una mujer muy importante en mi vida. Creo que no tengo mejores amigas porque la tengo a Barbie”. En relación a los deseos de su hija de ser madre junto a Lucas Rodríguez, la productora lanzó: “No la veo con ganas, una vez que nace un hijo es otra la vida. Yo le digo que disfrute, de verdad siento que cuando vienen los hijos es distinto. No creo que sea ya, inmediatamente”.

Embed

La razón de su separación de Alejandro Pucheta, el papá de Barbie

El mes pasado, reveló los verdaderos motivos por los que se separó de su primer marido Alejandro Pucheta, el padre de Bárbara. Fiel a su estilo, no se quedó callada ante la duda de uno de sus seguidores, quien indagó sobre el romance que comenzó cuando ambos eran adolescentes.

Luego de ser consultada sobre si la ruptura estuvo relacionada con alguna infidelidad o simplemente ocurrió que se terminó el amor, respondió: “La realidad es que ninguna de las dos cosas. Yo, simplemente, no tuve ganas de remarla. ¡Éramos muy chicos! Imagínense que si soy así de impulsiva a los 47 años, lo que era a los 19. Fue más que nada por eso”.

Después de Pucheta, Vélez estuvo casada con Daniel Agostini, con quien tuvo a su segundo hijo, Gonzalo (22) y se casó en terceras nupcias con Fabián Rodríguez; fruto de esta relación nació Thiago (11). Desde hace dos años y medio, está de novia con el actor Santiago Caamaño.

Comentá y expresate