Una joven de 21 años murió cuando intentaba sacar a su hija de 2 años del auto a través de la ventana del asiento delantero. Sin querer, la nena presionó el botón automático, que levantó el vidrio y mató a su mamá.

La desgracia se produjo en Brest, suroeste de Bielorrusia. El cuello de Julia Sharko, fue apretado por la ventanilla y estuvo así varios minutos hasta que llegó su esposo, Artur, que la encontró inconsciente y la liberó.

auto accidente.JPG

El hombre, desesperado, llamó a los servicios de emergencia y la mujer fue trasladada de urgencia al hospital, pero ocho días después de estar internada, y sin recuperar la conciencia, murió por los daños cerebrales que tenía. "Su cerebro sufrió daños irreversibles debido a las arterias colapsadas", dijo un informe del hospital que publicó Clarín.

Dmitry Ivanyuk, del Comité de Investigación de Bielorrusia, dijo: "La joven venía de su fiesta de cumpleaños (21), que había compartido junto a su familia y sus amigos en una casa en el pueblo de Staroe Selo. Al llegar a su casa y estacionar su BMW E34 de color rojo se produjo el impensado accidente. Al llegar al hospital regional de Brest arribó en graves condiciones, con signos de asfixia mecánica y traumas".

julia y su marido.JPG

El Comité de Investigación, sin embargo, no cerró el caso y sigue examinando las circunstancias de la muerte de Yulia, que tenía otras dos hijas pequeñas: Margarita y Arianna.

Comentá y expresate