Nicolás Caputo, el neonazi condenado a 8 años y medio de prisión, permanece prófugo y es intensamente buscado por la Policía luego de que la Justicia Federal de Mar del Plata le revocara la libertad condicional.

Caputo no estaba en su casa de la localidad de Avellaneda cuando este jueves la Policía fue a detenerlo, en el marco de un allanamiento ordenado por el Tribunal Oral Federal.

La Justicia le revocó la prisión domiciliaria al neonazi por haberse contactado el 24 de abril con una de sus víctimas.

Caputo fue condenado por integrar la agrupación neonazi autodenominada "Bandera Negra", que protagonizó una serie de ataques en Mar del Plata entre 2013 y 2016.

Según el Tribunal, Caputo formó parte de una agrupación "destinada a imponer sus ideas y combatir las ajenas por la fuerza o el temor" y por "pertenecer a una organización y realizar propaganda basado en ideas o teorías de superioridad de una raza, religión o grupo étnico".

La Justicia estableció además la responsabilidad de los integrantes de la organización por delitos como lesiones graves agravadas por haber sido cometidas con el concurso premeditado de dos o más personas, amenazas, daños en perjuicio del establecimiento comercial "Nevermind" y daños a la sede de la ONG "Estrategia Social del Sur", todos ellos agravados por haber sido cometidos por persecución u odio a una raza religión o nacionalidad.

Comentá y expresate