Después de la confirmación de la suspensión del partido entre Argentina e Israel, programado para este sábado en Jerusalén, se dio a conocer la noticia de que Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel, llamó a Mauricio Macri.

La comunicación de Netanyahutenía como principal objetivo que el mandatario argentino interceda ante la Asociación del Fútbol Argentino y evite la suspensión del encuentro.

Sin embargo, fuentes del Gobierno recordaron que “la AFA es una asociación civil sin vinculación con el Estado Argentino y que el Gobierno no participa ni tiene injerencia alguna en la organización del evento ni en ninguna otra actividad en la que ésta participe, en conformidad con los estatutos de la FIFA “.

Mientras tanto, Jorge Sampaoli buscará un nuevo rival para este fin de semana en Barcelona, antes de viajar a Rusia.

Comentá y expresate