Miles de mujeres se manifestaron este lunes en Mar del Plata contra la “violencia machista y la violencia sexual”, al tiempo que pidieron por la interrupción legal del embarazo, en el marco del debate que se desarrollará en el Congreso de la Nación.

A pesar del frío, agrupaciones políticas y sociales, movimientos de mujeres, sindicatos, estudiantes y familiares de víctimas de femicidios se congregaron en gran número en Luro y Mitre, frente al Municipio, e iniciaron una marcha que recorrió la avenida hasta Santiago del Estero, siguió hasta Rivadavia, para luego doblar en Independencia y terminar otra vez frente al Palacio Comunal.

“Ni una menos, vivas nos queremos”, fue el principal grito de la tarde. “Basta de femicidios”, el pedido más fuerte. No faltaron los pañuelos verdes para pedir por el aborto legal y tampoco las banderas y las pancartas con los rostros de las víctimas de femicidios, presentes siempre en el reclamo de Justicia por parte de la población.

Guillermo Pérez, el padre de Lucía Pérez, la adolescente asesinada en 2016, señaló: “Estamos esperando esa condena ejemplar que tanto hemos pedido. La gente que está acá nos está apoyando y nosotros también damos nuestro apoyo a otros familiares de víctimas. Todo esto nos da fuerza para seguir”. Asimismo, Marta, la madre de Lucía, indicó: “Estamos luchando. Muy tristes, pero buscamos salir adelante. Queremos que estos hijos de puta vayan presos de por vida”.

Por su parte, Laura Hochberg, referente de la sectorial de la mujer, remarcó que “las últimas cifras de la casa del encuentro es que en el 2017 tuvimos 245 femicidios, una barbaridad. Que el Estado se ponga los pantalones largos y vayan al hueso, que deje de ser maquillaje. El femicidio no tiene políticas de prevención”.

“Es un tema cultural, en el que también tiene que entrar lo que es la mirada de género en todos los ámbitos. En Mar del Plata, todos los años hay que estar reclamando por el presupuesto, para que esté acorde a las necesidades de las mujeres y que puedan tener la contención que necesitan”, explicó Claudia Rey, de ATE.

“Lo que ocurre es que ha habido faltas en la emergencia que se declaró. Los botones antipánicos que hay no son suficientes, porque son muchas más las mujeres que lo necesitan. Y el presupuesto no alcanza”, agregó Rey.

En 2017, se registraron 8 femicidios en Mar del Plata. Y los registros indican que, a nivel nacional, una mujer es asesinada cada 32 horas. “Con este gobierno nacional y sus políticas contra los trabajadores y las mujeres, lo que menos podemos esperar es que se haga Justicia”, concluyó Rey.

Embed

(Imágenes: Pablo Funes)

Comentá y expresate